Sabroso, sa adjetivo

05 Abr

Sabroso, sa adjetivo

Existen mujeres que naturalmente son delgadas y luchan por verse curvilíneas. Otras son naturalmente curvilíneas, y buscan verse un poco más delgadas. Hay hombres que ganan masa muscular fácil, y hombres que son muy delgados y luchan contra eso toda su vida. A esto, se le llama genética.

Durante el tiempo que llevo entrenando, me he dado cuenta que de nada vale pelear con nuestro tipo de cuerpo; lo importante es hacer las paces con él y encontrarle la mejor versión. Favorecer una figura más que otra intensifica nuestras inseguridades, y no hay nada más subjetivo que la belleza. Sin embargo, descubrí que ser fuerte y saludable es sumamente importante. Utilizo el término “sabroso” cuando quiero explicar esto. Llegar a estar “sabroso” significa que logras potencializar lo que la genética te dio de la mejor forma por medio de la alimentación y el
ejercicio, dando como resultado un cuerpo sano y fuerte. No te propongo que cambies de cuerpo, sino que ames el que tienes y lo esculpas hasta llegar a este estado.

El entrenamiento de FUERZA (con peso) repara y mejora tu metabolismo, combate la flacidez y esculpe tu cuerpo. El CARDIOVASCULAR o aeróbico (caminar, correr, bicicleta) te ayuda a quemar calorías. Las pesas 2 o 3 veces a la semana harán que los resultados que buscas lleguen más rápido y sean permanentes. Ambos entrenamientos se complementan y potencian el uno al otro.

Las pesas, literalmente convierten a tu cuerpo en una máquina eficiente de quemar grasa durante el día ya que aceleran el metabolismo. Deja el miedo y la idea de verte como Hulk; las pesas no te ponen grande, te ponen fuerte. El correcto entrenamiento de fuerza mejora el tono y la definición de los músculos, dando como resultado una apariencia más firme y proporcionada; más sabrosa.
La forma perfecta de mantener la masa corporal, es por medio del ejercicio cardiovascular combinado con ejercicios de fuerza.

Por favor no me malinterpreten, que este espacio no se trata de perfección. No importa la forma corporal que tengas; la salud física y emocional/mental es lo importante. Mucho ojo, que para lograr el estado que propongo, no sólo necesitas esculpir tu cuerpo. Está sabroso todo aquel que es feliz y disfruta el proceso de cuidarse y de mejorar; el que se ama y se respeta. El que toma decisiones saludables y no vive en el descuido; tampoco en el límite del fitness. El que encuentra su balance… ¿Te animas?

 
 

2 thoughts on “Sabroso, sa adjetivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *